news

Como el estrés afecta la piel

May 23, 2018 Bonapelle .com.mx

La psicodermatología demuestra que el estrés causar enfermedades en nuestra piel. Desde antes de nacer, nuestro cerebro y nuestra piel ya están íntimamente relacionados. Con frecuencia, la dermatitis, la psoriaris o el acné son consecuencia de situaciones emocionales que nuestra mente no logra controlar.

El estrés psicológico es un estado de activación fisiológica excesiva del organismo causado por vivencias con fuerte carga emocional. El organismo se esfuerza por adaptarse. el organismo estresado sucumbe a la enfermedad. Este fenómeno se llama somatización. Existe una estrecha relación entre la mente y la piel.

 

La piel, el espejo del alma

La piel es el escaparate del cuerpo y el reflejo de nuestro estado de ánimo. La función protectora y el aspecto de la piel se alteran visiblemente ante situaciones de estrés continuo, que pueden desencadenar enfermedades como la dermatitis atópica (eczema), la psoriasis, el acné o incluso el herpes zóster.  

El estrés desencadena y empeora la mayoría de trastornos cutáneos inflamatorios, autoinmunes y alérgicos. Pero, ¿por qué altera el estrés el normal funcionamiento de la piel? Hoy en día hay explicaciones científicas.

Desde antes de nacer

Durante el desarrollo del feto, las células que forman el tejido de la piel y el sistema nervioso se originan en la misma capa embrionaria, el ectodermo. Por ello ambos órganos dialogan entre sí durante toda la vida, usando el mismo lenguaje molecular y los mismos interlocutores: el sistema endocrino (que libera hormonas) y el sistema inmunitario (que nos defiende ante la invasión de gérmenes patógenos).

El cerebro interpreta y evalúa cada acontecimiento vital. Cuando el resultado es impotencia o sensación de amenaza, ordena al sistema endocrino que libere hormonas del estrés, que viajan por la sangre y llegan a la piel. Una de ellas, la hormona liberadora de la corticotropina (CRH), activa unas células (mastocitos) que ensanchan los vasos sanguíneos y vuelven más sensibles las terminaciones nerviosas. Es ahí donde se liberan citoquinas, que son moléculas del sistema inmunitario que causan la inflamación de la piel.

Además, los mastocitos finalmente se deshacen y liberan gran cantidad de histamina, que produce reacciones alérgicas como la urticaria. Todo ello provoca que la piel enrojezca, escueza, se escame, o se formen ampollas.

 

En la dermatitis crónica, que puede estar causada por el estrés, la hormona CRH se fabrica y libera en el interior de los folículos pilosos (raíces de los pelos), de modo que la inflamación adquiere vida propia en las células que forman la piel. Este sofisticado engranaje se conoce como sistema neuro-inmuno-cutáneo y explica por qué algunas enfermedades de la piel persisten o aparecen una y otra vez en una misma persona. El estrés continuo genera una “memoria” en la piel que convertiría al organismo en más susceptible a los efectos del estrés en situaciones futuras.

Reducir el estrés

Nuestra piel habla por nosotros, recomendamos alguna forma de expresarlo: deporte, meditar y hacer yoga, masajes, aromaterapia.

 

Fuentes:

International Journal of Cosmetic Science

Journal of Investigative Dermatology

 

Bonapelle - Todas las Bondades en tu Piel -

Visita nuestro sitio web y tienda en línea
https://www.bonapelle.com.mx/products/gel

www.bonapelle.com.mx



Publicación más antigua Publicación más reciente



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados